Sube… Te llevo…si lo deseas…

Sólo pretendo ser, en la libertad de mis actos y pensamientos…

Deja pues que sea, y si no te gusta lo que ves, sencillamente, pasa de largo…

.

.

Me Llenas...

Me Llenas...

Y nace el alba tras la ventana mientras tus labios aún juegan con mis labios.

Amanece mi cuerpo reviviendo el eco de tus manos acariciando mi piel, y te siento...…de nuevo siento tu aliento dibujando deseos empañando el cristal de mi cuarto...…

Estás dentro...…eres mis ojos recorriendo el cielo que ahora veo, eres el infinito de mis sueños, te llevo, te siento...…rodeando con tus manos mi pecho.

Y te dejo...…me dejo que bailes entre mis piernas susurrándome despacio que sean mis dedos los que dibujen líneas sobre el mapa de mi cuerpo...…y tiemblan...…

Y el alba se esconde por un momento...…este momento en el que me llenas con tus ganas de vivirme cada centímetro de mi ser...…eterno......

Llego.........y el silencio pronuncia tu nombre.


*Ginebra Blonde*

Aquí...En Mí...

Aquí...En Mí...

Gracias por tu mirada...

Gracias por tu mirada...

Deslízate por la imagen, y ve allí donde atesoro un trocito de tu sentir…

--------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------

martes, 27 de septiembre de 2016

Dulce Aquelarre


Y el pasado se hizo sombras deambulando por el tiempo entre hojas lúgubres y secas...
Fueron tus firmes y cálidas manos las que borraron cada huella que pendía de mi espalda entorpeciendo el aleteo de mis alas…
Fueron tus besos dibujando lujurias sobre mi cuerpo los que finiquitaron tormentos e historias que sucumbieron; al fin sucumbieron…
Y descorriste con tu boca tupidos velos que aprisionaban mi pecho…
Fui mariposa entre tus dedos; sonrisa bailando entre tus labios entreabiertos…
Fui suave terciopelo que abrigó y acicaló nuestro deseo…

Y podría llamarte ángel en nuestro infierno de pasión y carne…
Podría hablarte de pura adicción a mis cadenas y tus embistes; hechizo que nos posee en este aquelarre…
Podría estrangular el tiempo una y otra vez para arder eternamente en nuestro fuego…

Porque soy… Fui enteramente tuya cuando socorriste y cincelaste cada ápice de mi cuerpo…
Cuando me hiciste cerrar mis ojos y todos mis sentidos comulgaron con los tuyos…

Cuando ambos vendimos nuestras almas al diablo, cómplices etéreas, para sucumbir al pecado…ése que nos devoraba lentamente cual deseo espeso y virulento…   

-Quédate quieta
Es nuestro tiempo
No hay pasado
Sólo nuestros cuerpos…
-Me dijiste…


Y me desnudaste…
Suave y lentamente…
Apoyaste mis manos
Contra aquella pared
Y mis ojos se entornaron…

Y todos mis sentidos
Fueron uno…
Fueron el tacto
De tus besos
Tus manos…
Tus dedos
En mi boca…

Separaste mis piernas
Apresaste mi carne
Entre tu lascivia
Mis nalgas
Tu lengua…

Y fui laguna…
Me penetraste…
Me salvaste…

*Ginebra Blonde*


*Ilustración: Luis Royo*




viernes, 16 de septiembre de 2016

Inocencia Y Fuego


Quizá quedó suspendida en ese cielo que observaba cómo bailaba bajo la luna que hechizaba… O quizá voló con los pájaros que acunaba entre sus manos…


Quizá se fue con el aire que acariciaba sus mejillas mientras se deslizaba con sus patines blancos…
O quizá se perdió entre sonrisas, caricias y abrazos…
Pero se fue…aun cuando nunca supo cómo y cuándo…se fue…
Y sus vestidos de raso y lazos quedaron en el tiempo colgados…
Sus zapatos de charol y sus calcetines largos en los armarios…
Sus cuentos y sueños, olvidados…
Supongo que se alzó aquel puente ante su cuerpo inmaculado y no pudo ni quiso, detenerse…  
Y al otro lado quedaron los saltos en los charcos, las cintas en el pelo, los libros forrados…
Atrás quedaron sus dedos de tinta manchados, folios y abecedarios…
Atrás quedó su universo y sus miles de estrellas a las que saludaba cada noche…con sus ojos entornados…

Y amaneció un nuevo cielo al que asomarse…
Y brotaron centenares de flores…silvestres, amapolas, tulipanes…
Florecieron sueños nuevos, vuelos, viajes…vientos cálidos con los que balancearse…
El tic-tac le cedió otra etapa, otro tiempo…otras alas más fuertes, más grandes…
Un hermoso velero por el que adentrarse en ese nuevo e inmenso océano…
Y embarcó…



Hoy, su equipaje es más pesado, quizá sus pasos más firmes y pausados…

Quizás el universo no le habla como lo hacía antes… Pero algo en ella le impulsa a mirar las estrellas… A dibujar letras con un teclado… A caminar con los pies descalzos… A oler las flores en el campo… A cantar en la ducha, bailar en la calle, observa los pájaros… Porque…en realidad, ella, nunca se ha marchado; inocencia... 


Y recuerdo tu voz acurrucada en mi cuello…
Ese susurro que se deslizaba
Desde mi nunca a mi espalda…


-Quiero ser yo… -me decías…
“-Amo y Señor de tu cuerpo…
Quiero ser yo…
El que pula tus sueños
Tu inocencia
Tu alma…”

Y mi alma embarcó en tu playa
Mi cuerpo fue lienzo en tus manos
Y mi inocencia…
Fue fuego…que te atrapaba…

-Acércate… -me decías…
“-No temas… Sólo siente
Siente, la llama…”


Y me sentaste en tus rodillas…
Lamiste con tus dedos mi inocencia
Tus manos se deslizaron
Entre mis muslos y la tela…
Deshojaste mi vestido
Besaste mis hombros
Separaste mis piernas
Y entraste…con delicadeza
Firmeza…
Poseyendo cada recoveco…
Conquistaste mi inocencia
Te excitaba ese fuego
Puro, intenso…
Me lo decía tu aliento
Cincelando mi sexo…
Tus manos
Abrazando mis pechos…

Y tendida semidesnuda
Sobre tus rodillas
Supe, sentí…
Que a partir de ese día
Inocencia y Fuego
Prenderían mi vida
Tu vida…
Porque ambas…
Son baile
Juego
Aleteo…
Que vibra y exuda
Entre nuestros cuerpos…

 *Ginebra Blonde*




domingo, 11 de septiembre de 2016

Yo Me Confieso


Y caí en la tentación…
De esgrimir cada epitafio de mi vida
De ser consorte de mi reino
De manifestar la furia de mi cuerpo…
Caí…
Y cubrí con siete velos
Cual danza al viento
Falsas penitencias…
Ensalcé mi liberación
Provoqué a las tinieblas
Recogiendo rosas negras…
Y deshojé cada momento
Estrangulé al tiempo
Grité sin contemplación
Al contemplar un mundo
Muerto…


Sí…
Caí una y otra vez…
Desgarrándome por fuera
Y por dentro…
Siendo cuervo de lamentos
Aire virulento
Alas rotas y negras
Volé…
Calcinando cuentos
Hadas y princesas…
Lamiendo heridas
Cicatrizando historias
Barriendo las cenizas
Sofocando la asfixia
Para coger aire
Y respirar
De nuevo…
Y caí…
En los brazos del pecado…
Ese que no duele
Que no ahoga
Que no mata
No viola
No traiciona…
¡Maldito puñado de pecados!
Esos que en su nombre
Se aniquilaron conciencias
Sometieron y quemaron…
A destajo, ardieron…

No…
No hablamos del mismo pecado
No soy marioneta
Ni alma descarriada
Ni ciega…
Soy mujer.

*SoY FueGo*

Soy vida.
Y mía, sólo mía
La decisión
De cómo vivirla.


*Ginebra Blonde*




lunes, 5 de septiembre de 2016

Elemento Y Fuego


Porque quizá…
Nací sin ángel…
O, tal vez
No supo seguir
Mis inquietos pasos…
Quizá no vio mis agitadas alas
Ni mis pies descalzos y huidizos
Del espeso alquitrán…
Porque apenas supe
De aquel que guarda
Y protege…
O no quise esperar
Y volé con el viento
Retando al momento
Con sed y hambre
De mi vida
Mi tiempo;
Delirante gula
Que enloquece…

Porque me sentí locura
Me sentí partitura
Aire;
Espuma;
Elemento y fuego…
Y a pesar…
Del macabro rostro
De la otra cara de la vida
Cual vil metal…
Apareciste tú…
Mástil
En el que sostenerme…
Ancla de mis navíos…
Pista en la que bailar
Fantasías y sueños…

Y secaste mis lágrimas
Calmaste mis labios
Con tus besos…
Y tus dedos dibujaron senderos
Piel, que herida
Florecía de nuevo…


Y acicalaste mis pasos
Con seda fina…
Me abriste el camino
A mi propio deseo…
Penetraste y te adueñaste
De mi cielo…
Y volé…
Bailé…
No hicieron falta ángeles
Para sentir el universo
Bajo mi pecho;
Caballo desbocado
Que domaste…
Pero…
No lo olvides…
Soy aire;
Espuma;
Elemento y fuego…
Así que
Aun cuando ates
Mis pies y mis manos…
Yo…
Seré la que te tiente
La que te baile…
Y ambos
Seremos el milagro perfecto.


*Ginebra Blonde*



miércoles, 31 de agosto de 2016

Frío Mármol


Tan sólo gritar…
¡Tan sólo gritar!
Pero su garganta no pudo
Ni tragar saliva…

Carita de ángel
-Le decían…
<Quizá por ello acudirían>
-Pensó…
Pero no acudieron…

Y de qué le sirvió
Su rostro de terciopelo
Sus ojos cual cielo…
De qué le sirvieron sus labios
Fresa caramelo…
De qué valieron sus cuentos
Sus noches frente al fuego
Leyendo…creyendo
Príncipe y corcel
A su encuentro
Porque aquel día…
Aquel día…
Nada quedó de finales felices
De Romeos y Julietas
De abrazos y besos…
Sólo su grito ahogado
Su dolor enmohecido
Sus sueños en mil pedazos
Y su dulce sonrisa…
Muriendo…


Y el frío suelo la acunó
Frágil y quebradizo cuerpo…
Mármol cual cuchillas
Y unos pocos peldaños
Que sin apenas aliento
Subió...

Y allí en lo alto…
Allí donde no habría
Ni monstruos ni verdugos
Forjó su mundo…
Aquel de mutismo y rebelión
Aquel que no sabría de princesas
De vestidos y cuentos…

Abrió el cajón de su cómoda
Y entre sus pequeñas
Y temblorosas manos
Escribió…



“Estoy viva… Ese maldito monstruo me ha dejado con vida… Supongo que sólo por eso debo perdonarle u odiarle, con toda mi rabia y mi ira…Pero ahora, no puedo pensarlo. Sólo quiero llorar, gritar contra la almohada para que no me oigan, sí…ya puedo gritar, temblar, y ahora que mis piernas de nuevo me sostienen, debo enderezar mi espíritu…y luchar…
Sé que me espera una selva enmarañada, pero ya no soy Caperucita, ya no soy princesa, ya no soy…lo que era. Aunque sé, que en la cornisa de mi alma quedarán mis sueños rotos pendiendo de un frágil hilo, porque la luz no se ha consumido, puedo sentirla cimbreando en lo más hondo de mis entrañas, sí…ella también ha sobrevivido…

No sé si algún día se desvanecerá su rostro cual humo en el tiempo; sus fuertes brazos sosteniéndome, su traje azul, sus ojos… Pero eso ahora no importa. Soy lanza que apunta al cielo, soy muro, roca, soy escudera de mi vida…y no me temblarán las manos para alzarlas junto a mi grito una y otra vez, ese que no pronuncié cuando me arrebataban tanto…tanto… No…no me temblarán ni se rendirán, porque…hoy, ahora, estoy viva…y la vida… La vida es mi Romeo, y yo, su Julieta.”

*Ginebra Blonde*