Sube… Te llevo…si lo deseas…

Sólo pretendo ser, en la libertad de mis actos y pensamientos…

Deja pues que sea, y si no te gusta lo que ves, sencillamente, pasa de largo…

.

.

Me Llenas...

Me Llenas...

Tenue

Tenue

Y nace el alba tras la ventana mientras tus labios aún juegan con mis labios.

Amanece mi cuerpo reviviendo el eco de tus manos acariciando mi piel, y te siento...…de nuevo siento tu aliento dibujando deseos empañando el cristal de mi cuarto...…

Estás dentro...…eres mis ojos recorriendo el cielo que ahora veo, eres el infinito de mis sueños, te llevo, te siento...…rodeando con tus manos mi pecho.

Y te dejo...…me dejo que bailes entre mis piernas susurrándome despacio que sean mis dedos los que dibujen líneas sobre el mapa de mi cuerpo...…y tiemblan...…

Y el alba se esconde por un momento...…este momento en el que me llenas con tus ganas de vivirme cada centímetro de mi ser...…eterno......

Llego.........y el silencio pronuncia tu nombre.


*Ginebra Blonde*

Aquí...En Mí...

Aquí...En Mí...

Gracias por tu mirada...

Gracias por tu mirada...

Deslízate por la imagen, y ve allí donde atesoro un trocito de tu sentir…

---------------------------------------------------------------------

---------------------------------------------------------------------

lunes, 20 de marzo de 2017

Al Otro Lado


Y es que a veces siento que estoy al otro lado del espejo cual Alicia. En ese lugar infinito donde todo carece de lógica y la sinrazón se toma con el té y con sombrero de copa. Allí donde no cobijarse de la lluvia ni preocuparse por la ropa. Allí donde te hablan hasta las amapolas y te besan los ciempiés. Un mundo sin señales ni normas y donde sólo llegan los que sueñan a deshoras. Un paraíso sin semáforos y en el que el vehículo son nuestros pies. Un bosque de lobos que sólo lamen y no muerden y donde Caperucitas llevan cestas de locuras y traspiés. Un mundo donde no hay cifras ni etiquetas y todos los colores se mezclan. Allí donde la vida sopla por todos lados. Un valle encantado de hechizos y sonrisas de deleites sin prisas. Un desorden equilibrado de miles de contradicciones. Casitas de chocolate y montones de corazones por los cajones. Abrazos de todos los tamaños. Nubes con forma de escalones. Arcoíris en los tejados. Y yo, por supuesto, poseedora de esa llave mágica que me permita entrar y salir, mientras el mundo, este mundo, mira para otro lado.


Y me cogiste de la mano;
fuiste caballero encantado
en mitad de esa calle
sin muros ni señales…
Nos hicimos a un lado
para que pasara de largo
y sin mirarnos,
este mundo tan mecánico
y abstracto…
y nos convertimos
en aventura
y arrebato;
pasamos al otro lado
de puntillas y descalzos,
nadie, se dio cuenta…
Nos perdimos por unas horas
la vida de ahí fuera,
y nos sumimos en la locura
más cuerda,
de la nuestra…


Me cogiste de la mano;

Y veía en tus ojos al Lobo, lamiendo cada pedacito de mi cuerpo… Mi cesta cayó al suelo y rodaron por la tierra manzanas mordidas y deseos hambrientos; lo notaste por el temblor de mis piernas y el latir de mi pecho…  Escribiste la primera página de nuestro excitante cuento, con ésa tu sonrisa de medio lado, invitándome a alcanzar la luna y a construir tejados… Fuiste el hogar de mis sueños desbocados, de mis besos y pecados; fui la historia que construiste con tus manos… y tú, tú quedaste atrapado por siempre jamás entre mis páginas; mis piernas... mi Lobo, mi fiera... capturado...


*Ginebra Blonde* 



viernes, 10 de marzo de 2017

A Mil Kilómetros


Y quiero más de esa rutina
que nos asedió aquellos días
que hoy parecen tan lejanos;
tan sólo han sucedido unos días
y ya te extraño…

Y quiero más de tus sonrisas (des) vistiéndome apresurado,
de tus dulces y firmes manos (des) cosiéndome en pecados…
Quiero más de tus latidos oprimiendo mi pecho,
de tus labios en mis labios exudando veranos…  
Piel y cuero bajo tu tutela; quiero…
serpentearte cual libidinosa culebra…


Y aquella maravillosa bestia de dos ruedas y rugiendo ente nuestras piernas, nos llevó a años luz de kilómetros de asfalto, pero eran demasiados… demasiado suelo bajo nuestros cuerpos viajando sin poder tocarnos… tan sólo, tu espalda sustento de mi pecho, y mis manos… mis manos deseando ya sujetarse al encierro y embiste de tu cuerpo… Así que, paramos; detuvimos la moto y el tiempo, nos bajamos y nos subimos a ese cielo tintado de infiernos… No importó el barro ni la hierba aderezándonos en la revuelta, porque sólo éramos nosotros auxiliando lujurias y deseos que  calcinaban nuestras ropas que a jirones hacían estallar cremalleras y botones… Y follamos, así, sin más y con toda la locura que nos precede en este viaje a mil por hora…  Y reímos como idos y descosidos, mientras buscábamos mis zapatos… mientras recolectábamos todas esas prendas que salieron despedidas… Al menos, tenía tu chaqueta de cuero y,… ese cinturón, al que íbamos a darle un uso privilegiado, a mil... mil kilómetros de nuestra piel…


*Ginebra Blonde*



martes, 28 de febrero de 2017

A Veces...


A veces,
no hay tiempo…
No hay preámbulos,
ni miradas obscenas,
ni caricias bajo la mesa…
No hay cuerdas ni cadenas
que puedan atar (nos)
ni vendas que cubran
nuestros ojos…
No…
A veces,
no hay tiempo…
No hay preludio,
ni susurros,
ni tus dedos
en mi boca,
ni tu boca
en mi pecho…
No…
no hay tiempo
de tu lengua
en mis labios
verticales…
ni mi lengua
en el eje
de tu cuerpo…

Porque a veces…
el tiempo
huye furioso
cual animal
en embestida,
y sólo queremos
llegar…
llegar…
cabalgarnos
sin apenas respirar
con la ira del deseo
desbocado…
Follarnos
con la codicia
de devorarnos;
y al tiempo,
y a la vida,
a este mundo
que nos priva
de tanto…
y gemir,
gritar,
corrernos…
sin pérdida
de tiempo…

*Ginebra Blonde*




viernes, 17 de febrero de 2017

Émotion






Y te quiero a morir…
A ti que penetras
en mi más sagrado
abismo…
Allí donde poseerme
con la fuerza
de este delirio
que me empuja
y dibuja caminos
para éstos mis pies
que no temen
desfallecer…
Tú, que emotivas
y tensas mis músculos
en este quebranto
que me ahoga
y me da tanto…
Tú, que remiendas
tantas horas
deshilachadas,
que hilvanas
con tus mágicas manos,
este rojo paño
de lágrimas…
Tú, que me despojas
de la carne,
de lo putrefacto,
que me otorgas
este maravilloso don,
de la emoción…
Sí, tú…
Tú, que escupiste tu dolor
con tus puños cerrados,
con sonrisas y llantos,
con el alma
y el corazón desgarrado…
A ti,
a ti te debo tanto…
Tanto de mis horas vacuas
que se llenaron,
rebosaron,
brillaron,
amaron…
A ti te bailo…
desde la punta de mis pies,
hasta la locura de éste mi canto,
mi cuerpo subyugado,
que se muere y vive,
por ti…

Porque…eso somos;
emoción…


*Ginebra Blonde*


lunes, 13 de febrero de 2017

Mujer Y Heroína


Siempre sentí una atracción especial hacia él… Un vínculo extraño que casi podía asegurar que superaba cualquier ley natural… Me gustaba retener mi mirada en sus pupilas, ésas tan penetrantes, tan felinas…que provocaban una sutil a la vez que intensa efervescencia, por todo mi cuerpo…


Aquel día volvió a hacerlo; aquel con el que me confiné en esa entrega desmedida de un amor ciego que no veía más allá de esos ramos de flores con la rúbrica del perdón que me vendía,  volvió a hacerlo…
Mi cuerpo yacía sobre aquel frío mármol que volvía a ser una dura cuna para un amasijo de piel henchida de moratones y sangre, enmarcando un nuevo episodio de ésa mi vida, que pendía de una frágil línea que no sabía o no me atrevía a traspasar…
Y tendida en el suelo y sumida en ese halo de ensueño y lasitud, comencé a sentir esa ignota sensación mientras Rufo, mi hermoso gato de largo pelaje blanco, caminaba sigiloso sobre mi cuerpo, olisqueando los golpes y la sangre que supuraba de mis heridas… Fijó su mirada en la mía; mi corazón parecía ralentizarse, apagarse… Sentía como si mi cuerpo fuera pesando cada vez menos, no sentía dolor…y cual llama que va consumiéndose, dejé la luz, para abrazarme a un lóbrego abismo; morí…



Ahora sé que ya no soy la misma, que no soy lo que era; mi cuerpo se ciñe en cuero negro, mis pies visten el equilibrio de unas botas con tacón de vértigo…y llevo una máscara; nadie más podrá golpear la piel que hay bajo este cuero… Mi querido y vaporoso Rufo me dio un nuevo aliento de vida, me hizo volver con un único propósito: ser justiciera en un mundo vacuo, sin valores y sin ley…
Mi nombre es “Catwoman”…



Hoy he vuelto del hospital. Desperté del coma. Al fin lo he denunciado. He abrazado a mi precioso gato e incluso diría que me ha guiñado un ojo. Hoy haré las maletas. Me iré. Soy una mujer, una heroína, y la vida, mi vida…mi más valerosa aventura por la que no dejar de luchar.


*Ginebra Blonde*