Sube… Te llevo… si lo deseas…

Sólo pretendo ser, en la libertad de mis actos y pensamientos…

Deja pues que sea, y si no te gusta lo que ves, sencillamente, pasa de largo…

Subes¿?...

Subes¿?...

.

.

Me Llenas...

Me Llenas...

Y nace el alba tras la ventana mientras tus labios aún juegan con mis labios.

Amanece mi cuerpo reviviendo el eco de tus manos acariciando mi piel, y te siento...…de nuevo siento tu aliento dibujando deseos empañando el cristal de mi cuarto...…

Estás dentro...…eres mis ojos recorriendo el cielo que ahora veo, eres el infinito de mis sueños, te llevo, te siento...…rodeando con tus manos mi pecho.

Y te dejo...…me dejo que bailes entre mis piernas susurrándome despacio que sean mis dedos los que dibujen líneas sobre el mapa de mi cuerpo...…y tiemblan...…

Y el alba se esconde por un momento...…este momento en el que me llenas con tus ganas de vivirme cada centímetro de mi ser...…eterno......

Llego.........y el silencio pronuncia tu nombre.


*Ginebra Blonde*

Tenue

Tenue

Aquí...En Mí...

Aquí...En Mí...
Un hermoso detalle de *Dulce* Su voz en bellos versos
que me abrigan el alma; exquisita su elección de imagen
que yo... visto de enlace, de puente... para llegar a ese
otro lugar donde soy y siento: *Soul And Body*

Gracias por tu mirada...

Gracias por tu mirada...

"No me tientes, que si nos tentamos no nos podremos olvidar." Mario Benedetti.

"No me tientes, que si nos tentamos no nos podremos olvidar."  Mario Benedetti.

miércoles, 20 de enero de 2016

Cuatro Tiempos


Mis manos aún no sienten la quietud que trae consigo la calidez del alba que asoma de entre las montañas de éste mi paisaje  que contemplo todas las  mañanas desde la parada del bus.
Creo que es el frío el que no las deja quietas, y mis pensamientos, que en revolución expulsan letras y más letras volcadas en una minúscula libreta que apenas puedo sostener entre ellas.
Y amanece, poco a poco el día se deja ver, tal vez con cuernos y tridente, o tal vez, como nave misteriosa que me lleve, no sé dónde, pero que me lleve…
Y hay silencio en el resto del mundo. Tan sólo se escucha lo que por mis oídos cubiertos por mi gorro, dejan pasar a través de mi auricular, cambiando el mutismo de ahí fuera por el jazz.


Y abro las puertas de mi alma, de mis pensamientos y toda la maraña de ideas, locuras y delirios que desfilan entre las montañas y mis ojos mientras los despejo aún de la sombra de Morfeo…
Pasan los minutos y me hielo, me refugio…desde dentro.
Llega el bus…
Siento las tostadas de mi desayuno dando vueltas de campana en mi estómago ante este frenético movimiento y zigzag al que me somete el vehículo en el que me encuentro. Hasta mis letras van locas y se salen del papel para pintar sobre mis piernas…éstas que se agarran como pueden al asiento ante el peligro de salir despedida al pasillo de este circuito suicida de busero carajillero.
Vaya con la nave…esta vez no voló entre nubes y aves, aunque sí voló entre chirridos y derrapes.
Pero…un momento…sí…aún hay tiempo...

TIEMPO 1 Miradas


 Se quitó uno de sus guantes para pulsar el botón del ascensor. De pronto, sus dedos se rozaron, y sus miradas, se cruzaron con un perdón que al tiempo salió de sus labios apretados…
Al tiempo se apartaron para dejar pulsar al otro, al tiempo sonrieron, y al tiempo se chocaron sus hombros tras caminar hacia dentro del ascensor.
Las puertas se cerraron, cada uno pulsó un botón, y sus miradas se ausentaron, se perdieron, al tiempo que sus mentes divagaban por el más allá de aquel instante.
Y el ascensor quedó paralizado, como el tiempo, que dejó de mover sus manecillas en aquel lugar cerrado a cal y canto.
Y de nuevo al tiempo sus miradas se encontraron, incrédulos de lo que estaba pasando, y al tiempo que una voz les avisaba, que en veinticinco o treinta minutos estaría solucionado.
Ella se quitó su gorro liberando su cabello, al tiempo que él la observaba…y ella, lo miraba…
Ni una palabra, ni una palabra en ese tiempo de miradas…

TIEMPO 2 Palabras


-Hay tiempo, supongo, para respirar… -comenzó diciendo ella…
-Tranquila, hay tiempo para respirar, y más…
-Nunca pensé que algo así me sucedería…
-¿Y tampoco lo imaginaste?
-¿Imaginar?...
-Si…fantasear…
-Si digo que no, mentiría, ¿quién no lo ha hecho?...
-¿Hacerlo o imaginarlo?
-Imaginarlo es más fácil, supongo…
-¿Nunca haces lo que imaginas?
-Siempre que puedo…aunque me gustaría decir, siempre que quiero…
-Si quieres, puedes…
-Lo cierto es que yo quiero…y ahora puedo…¿y tú, quieres?
-Quiero…

TIEMPO 3 Entrega


Y el tiempo quedó mudo y ciego, rendido a la piel que derrochaba caricias…
Y sus manos se entrelazaron sujetando las ganas, y sus labios se buscaron, se juntaron en el tiempo que tenían. Se besaron, se devoraron como si fuera el último día de sus vidas. Sus gemidos arañaban al silencio que los resguardaba, que los ungía en piel y alma. Y él buscaba su mirada para penetrarla al tiempo que a sus lujuriosas pupilas, y ella lo miraba, y le hablaba con su mirada, y el tiempo los llevaba al viaje sin retorno del placer de sus cuerpos…


Y el tiempo acaparó miradas, palabras, entrega…al tiempo que el tiempo se consumía en aquella cerrada estancia, abierta, a un maravilloso comienzo…



TIEMPO 4 Comienzo

Siempre hay tiempo, para un comienzo…

*Ginebra Blonde*


10 comentarios:

  1. Siempre lo hay, como también hay tiempo para que un inesperado se convierta en comienzo.
    Un placer, Ginebra, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Ame… Ese tiempo a veces tan escurridizo, también nos muestra ese espacio infinito e intenso para sentir…

      El placer mío, amiga, feliz de sentirte por aquí…

      Bsoss!! ♥♥♥

      Eliminar
  2. El ascensor es esa puerta a intimidades compartidas en la brevedad del tiempo. Uhmmm!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y de qué manera se pueden llegar a saborear unos minutos concedidos… ;-)

      Un placer tu sentir, Luis XL...

      Bsoss de madrugada!

      Eliminar
  3. Muy buen relato, bien desarrollado y el diálogo me ha gustado. Tiempo, esa medida que hay que saber conjugar.

    Besos dulces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me viene a la cabeza esa frase de… “Lo importante no es saber cuánto tiempo tenemos, sino, saber qué hacer con el que tenemos”… ;-)

      Feliz por tus palabras y tu sentir, Dulce…

      Gracias por tu mirada!!

      Bsosss!!

      Eliminar
  4. Me ha gustado tu relato, intenso y lleno de detalles, me quedo sobre todo con ese final, un placer leerte Ginebra

    Besos dulces y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mío, Slave… Mil gracias por tu sentir…

      Feliz fin de semana para ti también ;-)

      Bsosss!! ♥♥♥

      Eliminar
  5. Casi nunca presto mucha atención a tus textos... me quedo embelesado viendo esa foto... de la bloguera más atractiva del mundo mundial. ¿Se puede ser más superficial que Pitt el loco? Pero es que esa belleza tuya me obnubila.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la locura está bien, ésta nos hace traspasar esa barrera que en condiciones normales no cruzaríamos, por lo tanto, nos perderíamos grandes o pequeñas cosas de la vida, que sólo se saborean con esa maravillosa locura a cuestas… Así que por mi parte, genial Pitt!! Me confieso identificada con esa faceta “a veces” jajaja…

      Bsoss y cariños , amigo, me gusta sentir “tu locura” por aquí…

      "Pero también léeme, eh¿?" ;-) Muacksss!!!

      Eliminar